MENÚ

14 de noviembre de 2023

En Antioquia, el 86% de las sedes educativas son rurales con una infraestructura deficiente y en alto riesgo asociado a fenómenos como deslizamientos, avenidas torrenciales o eventos sísmicos. La escases de recursos económicos y las precarias condiciones en que se encuentran la gran parte de las escuelas rurales hicieron necesario buscar estrategias integrales novedosas para reducir ese riesgo.

Precisamente, ese fue el propósito de la creación del proyecto Escuelas Rurales Seguras, desarrollado por docentes de la Universidad de Medellín, la Universidad Nacional y la Universidad EIA, a través del G8 y el cual se encuentra en estos momentos en su etapa final.

Durante el desarrollo de este, se plantearon varias etapas con resultados específicos: En las primeras etapas se hicieron acercamientos a diversas escuelas rurales y desde allí desplegaron la construcción de una matriz de identificación y clasificación de las escuelas rurales en Antioquia con las características sísmicas y geológicas generales a partir de un diagnóstico.

En el piloto se desarrolló en una escuela en Amagá, con una extensión de casi 200 metros, abordando tanto aspectos geotécnicos como estructurales. Se aplicaron técnicas de bioingeniería utilizando materiales asequibles para las comunidades, como guadua, madera y plantas. 

Luego de ello, se dispusieron unos formularios para la recolección de datos de gran parte de las escuelas rurales del departamento que quedaron guardados en una aplicativo APP. Con todos estos datos recopilados en la app se pretende que “cuando los que administran una escuela o los interesados de una comunidad quieran hacer algún tipo de mejora en su escuela o identifiquen un riesgo, puedan hacer la mejora con un bajo presupuesto”, explicó Carlos Blandón, docente de la EIA. En esta App también se encuentra disponible una guía para la inspección de las escuelas que puede ser utilizada por todos los públicos.

Ricardo León Bonnet, docente de la Universidad de Medellín, institución que coordina la iniciativa, precisó que “para que la gente del común, para que un profesor, una mamá, cualquier persona pueda hacer un diagnóstico de la escuela se creó una guía ilustrada que explica paso a paso, da los conceptos básicos y la importancia de los mismo”.

El docente también afirmó que algunos de los resultados de esos diagnósticos recolectados “es que el común denominador es que todas las escuelas son de mampostería simple, no reforzada, muchas de ellas diseñadas sin ningún tipo de norma, la mayaría no se encuentran en buen estado, están en zonas alejadas, bastante olvidadas y sometidas a fenómenos como vendavales, avenidas torrenciales, deslizamientos de Tierra y sismos. Para nosotros, el 65% de lo inspeccionado esta en riesgo medio y alto y que requieren una intervención que puede salvar vidas”.

Este viernes 17 de noviembre, en la escuela piloto de Amagá se hará un acto conmemorativo por el cierre del proyecto.

Guía para la Inspección Rápida del Riesgo en Escuelas Rurales

Consulta aquí

SIMULADOR DE COSTO DE MATRÍCULA

Para continuar, escoge en el tipo de programa que quieres consultar:

¡Consulta aquí!

FINACIACIÓN, BECAS Y DESCUENTOS

Para continuar, escoge en el tipo de programa que quieres consultar:

QUEREMOS ASESORARTE

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.