13 de enero de 2023

El próximo 30 de enero comienzan las clases para los estudiantes de pregrado en la Universidad de Medellín, y desde Bienestar Universitario hay una serie de recomendaciones para que sea un año exitoso.

Para los estudiantes antiguos, una recomendación es que desde mediados de enero comiencen con un proceso de adaptación, repasando los temas que vieron en el semestre anterior y enfocarse en los que tuvieron mayor dificultad.

“Cuando comiencen las clases, contacten a los compañeros, comiencen a hablar, que interactúen con ellos cómo les fue en las vacaciones, que organicen planes dentro de la universidad, almorzar o desayunar juntos. Eso ayuda al proceso de adaptación”, explicó Claudia Flórez, líder de orientación y permanencia de Bienestar Universitario.

De otro lado, se recomienda tomar conciencia de los aciertos y desaciertos que se han tenido en el camino universitario. “Si yo sé que implementé una metodología de estudio y me funcionó, entro ya con la convicción de que puedo volver a llevarla a cabo y me va a funcionar”, agregó Flórez.

De acuerdo con la psicóloga, hay varios motivos para motivarse, pues los estudiantes antiguos se reencontrarán con sus compañeros y profesores, estarán en un Campus Vivo rodeado de naturaleza e hizo la invitación para que sigan o consulten los servicios que se brindan desde Bienestar Universitario.

¿Y si soy estudiante nuevo?

Según la profesional de Bienestar Universitario de la UdeMedellín, los estudiantes nuevos van a entrar en un proceso de adaptación y allí es natural que muchos sientan susto o ansiedad.

“Sin embargo, el hecho de hacer realidad ese sueño que ellos tienen los va a motivar. También el mismo campus porque motiva estar acá en las instalaciones tan bonitas de la Universidad”, dijo.

La recomendación inicial para los estudiantes nuevos es participar en la jornada de inducción, que para el primer semestre académico de 2023 se hará los días 24 y 25 de enero.

“Eso es fundamental porque les permite interactuar con otros estudiantes y es bueno participar en todas las actividades que tiene la Universidad, en los grupos deportivos que ayudan a socializar”, explicó.

Otra recomendación es buscar ayuda y en Bienestar Universitario pueden brindar acompañamiento no solo en el proceso de adaptación a la vida en la U sino también una guía para temas académicos y emocionales, entre ellos talleres de habilidades expositivas, manejo de ansiedad en exámenes y habilidades blandas para generar estrategias de estudio.

Finalmente, el llamado es a tener pensamientos positivos que se pueden tener a manera de auto diálogo, que refuercen la motivación de estar en la Universidad.