Lo último en UdeMedellín

/
/
/
Una invitación desde el G8 Universidades para ​seguir construyendo Medellín desde la cooperación y el diálogo

En las últimas décadas del siglo XX, la dinámica de Medellín estuvo marcada por el horror impuesto por el narcotráfico y la violencia que desató, hecho que erosionó profundamente nuestra sociedad y sus valores. Sin embargo, gracias a la resistencia y el tesón de sus habitantes, líderes, organizaciones, empresas y comunidades fue posible conservar y cultivar la esperanza para encontrar soluciones a la agobiante crisis que se había generalizado.

Este esfuerzo colectivo creó esperanza, mostró que era posible salir adelante y transformarnos en una sociedad con futuro. Lo que ha corrido del siglo XXI ha mostrado el fruto de la recuperación de la ciudad, ejercicio sustentado en el trabajo mancomunado entre universidad, empresa, Estado y comunidad, alianza fundamentada en el objetivo de generar el mayor beneficio común, a pesar de las diferencias y sin sacrifico de la independencia de quienes han participado en ese propósito.

A pesar de las brechas sociales, económicas y políticas, y de los diversos retos aún pendientes que ha venido a exacerbar la pandemia de covid-19, somos una sola Medellín, resultado de iniciativas, esfuerzos y alianzas con las que hemos logrado construir un nosotros. Debemos reconocer los valiosos aciertos del pasado y, por supuesto, los problemas que nos aquejan; reconocerlos es ya un paso fundamental para avanzar en la construcción de un futuro promisorio para todos.

A nuestras universidades les corresponde la tarea de liderar y apoyar la reflexión que permita cultivar la democracia desde una perspectiva cívica, por lo que cabe llamar la atención para que los asuntos de ciudadanía se resuelvan en escenarios que propicien y valoren el debate, la diferencia, la participación y la rendición de cuentas en forma permanente. El objetivo debe seguir siendo la resolución de los problemas de manera cooperativa y armónica.

Es indispensable garantizar la estabilidad de los procesos de ciudad, encontrar vías de concertación para impedir una crisis institucional, evitar la polarización y restituir la confianza. Es el momento para motivar y activar el diálogo con todas las voces representativas de la ciudad y aunar esfuerzos para no poner en riesgo lo que se ha alcanzado en materia social, económica y pública. Conscientes de nuestro papel en la sociedad, nos proponemos para acompañar esta conversación transparente y respetuosa.

Las universidades somos y queremos seguir siendo espacios de diálogo y búsqueda de mutuo entendimiento, tarea en la que tenemos un papel significativo -aunque de ninguna manera exclusivo- en la provisión de argumentos que nutran el ejercicio deliberativo. El trabajo mancomunado que hemos integrado las universidades públicas y privadas de la región es una evidencia de la posibilidad y de los beneficios de la colaboración basada en la confianza.

Por eso, desde las universidades del G8, reiteramos nuestro compromiso inquebrantable con Medellín, para generar valor público a lo que hacemos desde la educación y seguir aportando en la construcción de un modelo de gobernanza democrática basada en el bien común, que brinde bienestar y buen vivir a todos los habitantes de nuestra ciudad.

PEDRO JUAN GONZÁLEZ CARVAJAL. Rector corporación Universitaria Lasallista

JORGE JULIÁN OSORIO GÓMEZ. Rector Universidad CES

CARLOS FELIPE LONDOÑO ÁLVAREZ. Rector Universidad EIA.

JUAN CAMILO RESTREPO GUTIÉRREZ. Vicerrector Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín

JOHN JAIRO ARBOLEDA CÉSPEDES. Rector Universidad de Antioquia

CLAUDIA RESTREPO MONTOYA. Rectora Universidad EAFIT

FEDERICO RESTREPO POSADA. Rector Universidad de Medellín.

PBRO. JULIO JAIRO CEBALLOS SEPÚLVEDA. Rector Universidad Pontificia Bolivariana.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Descriptores:

Noticias relacionadas